y tú, ¿te atreves?

martes, 24 de marzo de 2009

Mi fantasía de la realidad (completo)

.

.

Hay situaciones o personas que alteran mi estado de la realidad. Sacan mi lado oculto morbosamente enloquecido de pasiones prohibidas, desatando la pasión que me invade, que me consume. Tu imagen encandila mis pupilas, me las arrebata del cuerpo para posarlas sobre tu rostro. Espero ver una mirada furtiva, una esperanza a nuestra historia sin principio. Son ilusiones, fantasías de mi realidad. Curiosamente, siempre sé lo que está bien en mi realidad, pero nunca sé lo que está mal en mi fantasía. Me refugio en los sueños para no ver la realidad, para no sentir como mi presencia se vuelve una sombra en tu mundo de color. Siento que debería hablarte, que debería permitir que mis palabras llegaran a tus pensamientos, pero soy incapaz de ello. Solo puedo anhelarte, imaginarte como la luz más brillante en la oscuridad de mi mundo, deseando sentirte en el vacío de mi cuerpo. Deseo llevarte de entre los colores de tu realidad al blanco y negro de mis fantasías, donde poder sentir el rojo en tus pensamientos, el azul en tu mirada o el blanco en tus palabras. Serías el Ángel salvador de mi infierno, o tal vez el Diablo castigador de mi Edén, daría igual. Siempre estarías para castigarme y salvarme. Salvarme por el amor de mi corazón, por el derecho a enamorarme de un Ángel o castigarme por mis pecados, por la lujuria de mis pensamientos hacia un Demonio. En el Edén de mis ilusiones, el cielo llora de ira y pasión. Pasión por un deseo carnal e ira por un deseo de lujuria, sentimientos escritos hacia mi Ángel. Pero el infierno quema las aguas de la vida, y te hacen emerger como el tormento de los amantes imposibles, de aquellos que, como tú y como yo, solo podemos estar juntos en un infierno, en el infierno de mi Edén. Un pobre mortal y su omnipresente Diablo. Sentirte tan cerca y tan lejos, tan próximo y tan lejano, tan aquí y tan allá. Pero es solo una ilusión, una historia más convertida en letras de suspiros. Pero, todo sigue como siempre, y un solo gesto me devuelve a esta realidad. Pero sigo recordando como, aunque solo fuera por un instante, fuiste mío.
.

1 comentario:

Stanley Kowalski dijo...

Un escrito intenso, profundo, que denota una inquieta soledad. La narración es impecable y las fotos magníficas.

Gracias por el elogioso comentario que me dejaste, sos encantador.

BESOTES

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails
 

blogger templates | Make Money Online