y tú, ¿te atreves?

viernes, 27 de marzo de 2009

El baño sin puerta

~ GULEM , tal y como dije el 19 de marzo.....
.
Gracias ~ GULEM , pero no creas que me he olvidado de tí. Has sido mi primer seguidor, y eso se merece un regalo. Te estoy preparando uno especial..... que seguro te gustará... en un par de días....
.
He tardado un poco más de lo previsto, pero aquí te dejo la primera parte de mi regalo...... Espero que te guste.


Para ~ GULEM , mi primer seguidor


.
.


EL BAÑO SIN PUERTA


Parte I - II - III


No había manera de ganarle. Dominaba el juego con una gran maestría. Yo intentaba aguantar los golpes como podía, pero mi dominio del mando y del juego no era tan precisos como los suyos. Estábamos en su casa, más concretamente en su habitación. Sentados en el sofá, solo vestidos con unos pantalones cortos de deportes. Pero yo siempre nos imaginaba desnudos, jugando a la consolo totalmente desnudos. Menos mal que tuvimos que dejar de jugar, empezaba a hacer demasiado calor, o tal vez era su cercanía lo que encendía mi cuerpo. El caso es que mañana tocaba madrugar para volver al instituto. Se suponía que me había ido a su casa para preparar un examen, pero era mentira. Una excusa que se cuenta a los padres. Quería dormir junto a él otra noche. Pero, para él, la excusa era volver a jugar otra vez en su nueva consola. Jamás se imaginaría los verdaderos motivos por los cuáles iba a su casa para que me diera una paliza tras otra en la consola. La paliza se la hubiera dado yo, pero una paliza de otro tipo.


Antes de acostarnos, era costumbre ducharnos. Un extra por dormir en su casa. Era verano y hacía un calor horroroso. Primero se duchaba mi amigo, para eso era su casa. Había dos baños en su casa. El que estaba en el cuarto de sus padres y el que estaba en el pasillo. Una lástima que su habitación no tuviera baño propio. Me permitiría ver más e imaginar menos. Sin que se diera cuenta, prestaba atención para ver con qué volvería vestido de su ducha nocturna. Esta noche solo vendría con un slip blanco, de esos que tienen una pequeña cinta negra elástica en la parte superior donde se pueden leer unas iniciales. Era un poco pijo, tengo que reconocerlo. Bueno, muy pijo. Hasta la ropa interior era de marca.



Lo vi marcharse hacia el baño. Eso me daba quince minutos más o menos para hacer todo lo que quisiera en su habitación, o casi todo. De vez en cuando, he de reconocer que me gustaba mirar su ropa interior. Hoy no era una excepción. Jamás la tocaba, simplemente me quedaba mirando, imaginándome como estaría vestido, qué le haría o que dejaría de hacerle. Es una tontería, ya que lo habría visto en ropa interior cientos de veces, incluso le había visto otras tantas desnudo. Pues, aún sabiendo que es una tontería, creerme cuando digo que me gustaba hacerlo. Era como un botón de encendido para mi imaginación.



Debí quedarme más de lo debido en mi mundo de fantasías, porque no me di cuenta del tiempo que había pasado hasta que escuché como volvía por el pasillo. Estaría de vuelta a la habitación en menos de seis segundos. Me sobraron dos para cerrar el cajón de la mesita y simular estar medio dormido, tumbado en la cama más próxima a la ventana. Era mi cama, la cama de los invitados. La toalla que traía en la cintura le quedaba a la altura de las rodillas más o menos. ¿Estaría desnudo debajo? Se quitó la toalla nada más cerrar la puerta y la tiró sobre el sofá. Ahí estaba el slip blanco. Que pena pero qué bien le quedaban al jodio. Me disponía a salir de la habitación, pero esa noche algo iba a cambiar.

1 comentario:

~ GULEM dijo...

Mil Perdones se me pasaria de todas formas es fecha de cuando estuve a punto de irme bueno me has dejado intrigado voy a seguir leyendo la segunda parte besotes

Related Posts with Thumbnails
Related Posts with Thumbnails
 

blogger templates | Make Money Online